Google Translator

Señales



Como las señales te impactan y llegan sin pensarlo. Encontrarme con este video maravilloso que reseña mi más profundo sentido de la libertad que anhele en mi adolescencia y hoy con 51 años la siento profundamente y me llena de plenitud. Mi libertad quizá sea chiquita para los demás pero para mí es ese cielo inmenso lleno de luz y sombras y mi destino, desconocido, al que fielmente persigo hasta mi hora final.

Si alguien me pudiera recordar en estas imágenes cuando yo ya no exista y mi carne desaparezca convertida en polvo querrá decir que mi paso por esta tierra sirvió para que puedan creer que todo se puede lograr.

Hay días en que siento que ya puedo partir porque he logrado todo lo que quise, porque sufrí y amé profundamente y que mi unión ante lo divino es completo, me siento tan íntima y en conjunción con la vida y la muerte en que me espíritu vuela y quiere ser sólo energía.

Juan Salvador Gaviota representó una puerta inmensa y anhelada allá por mis 14 años en donde la libertad era una utopía, por una madre muy castradora, por una sociedad en estado de facto y porque el futuro era incierto y asfixiante.

Se puede, se logra aunque a veces no se sabe dónde está el rumbo y la escalada es escarpada e infinita. No hay que perder la fe y la esperanza en sí mismos y guardar la imagen de la libertad dentro de uno mismo.

Anhele en esa época tener sabiduría y libertad y hoy creo que la tengo o por lo menos yo me siento plena con mis logros y no seré sabia o libre para algunos/as pero a mí sí y me alcanza.

Comentarios

  1. ¿Como vas a pensar en que podes partir?
    eso es muy feo =(

    che, el mar del video me dieron ganas de irme a brasil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario