Google Translator

Pensamientos Ajenos que siento propios

Siempre ando leyendo por ahí quizás intentando obtener mis respuestas de los demás o quizás, al saber y encontrarme con otros/as que piensan y sienten como yo, refuerzo mi actitud de vida. Me sorprende gratamente encontrar a gente joven que tiene resuelta actitudes de vida fundamentales porque creo que el camino debe ser mucho menos tortuoso que andar a los tumbos y a los choques frontales.
También percibo que forma parte de la esencia que cada uno/a trae a resolver en esta vida. Algunos se compran la cajita feliz MacDonald y otros/as eligen construir la que se adapta a su forma de ser. Admito que esta forma es bastante más jodida pero quien te quita la posibilidad de que sea ajustable a tus propios deseos le guste a quien le guste. Como ingredientes a esta fórmula se encuentran: soledad, inseguridad, critica, marginación... pero si uno/a siente que es el camino es inevitable pagar todo estos precios para tener su propia isla en vez del departamentito cliché en el edificio de 3 torres. No sé si ellos/as serán más felices aunque alguna vez en mi vida tambien quise mi departamentito pero las vueltas de la vida son tan erráticas que terminé muy feliz en mi propia isla pagando cuotas burguesas.
No será una isla muy cómoda parece más un campamento hipoide pero es mi isla, me rompi el culo para que así fuera, y no la cambio por nada aunque esté sola como Kung Fu en el día del amigo (bueh acompañada por algún "Viernes" que se atreva a complacerme) aunque aqui vengo a mezclar las islas y yo vendría a ser Robinson Crusoe jaja, pero mi isla tiende a amoldarse cuando la ocasion lo amerita!
Este pequeño espiche o monologo intimista es para dar introducción a una reflexión que rescato de mi navegación por blogs que me gusta leer y que transcribo porque me identifico y me siento totalmente adscripta a la idea de Martín:


Idealismo

Unas de las lecciones más importantes que mi mamá me ha enseñado es que la mejor forma de lograr la felicidad es tener una actitud positiva. Me he tomado este consejo a pecho, y vivo de este modo cada día. Cualquiera que me conoce sabe que casi siempre estoy de buen humor, y si no por lo menos no lo voy a expresar. Una consecuencia de vivir en este estado mental es que me he convertido en un idealista, y creo que todo es posible con fuerza suficiente. Trato de manejar mi vida para que cumpla con mis deseos, ni importa cuán grande o cuán pequeños sean. Estoy orgulloso de cómo he podido incorporar estas ideas en mi vida, pero recién tuve una experiencia que me puso en duda acerca de mi manera de pensar.

La cuestión es que si he perdido, por esperar siempre lo mejor, el contacto con la realidad. Todos sabemos que la vida no siempre es justa, y que las cosas malas les pasan a individuos buenos. Todos han fallado en lograr algo en su vida, yo incluido. Pero la razón que aún no tengo abdominales firmes ¿es debido a que no trabajo lo suficiente, o porque está más allá de mi alcance? (Por ahora les estoy echando la culpa a mis padres y la genética…gracias mamá y papá.) ¿Es la realidad que nunca tendré un estómago en que se pueda lavar ropa? ¿Dice la realidad que no está destinado a ser?

Creo yo que hay que mantener un balance entre tener fe que todo será como ha de ser, y trabajar para conseguir lo que se desea. La parte más enigmática es identificar cuáles son las metas que merecen el esfuerzo, y cuáles no son adquiribles (o tienen una probabilidad muy baja de llevarse a cabo). Por ejemplo, sé que algún día podría mostrar mis abdominales de acero a Cristina Kirchner, pero dudo que se case conmigo después. Tengo control sobre mi dieta y cuán frecuente voy al gimnasio, pero tengo muy poca influencia sobre la Sra. Kirchner.

Después de diez años de tomar decisiones importantes acerca de cómo voy a manejar mi vida, estoy mejorando en elegir las metas que son realizables / alcanzables (recibiéndome de Stanford y mudándome a Argentina, por ejemplo). Seguiré determinando cuáles goles son importantes, y si estos no están a mi alcance voy a continuar tratando…para que, por lo menos, pueda decir que lo intenté.

Enlace a post original

Comentarios

  1. Como vos bien dijiste, vivis en tu propia isla que vos construiste, y tanto las criticas como las concecuencias nunca te importaron. Te felicito por lograr tener lo que mucha gente desea: "felicidad con poco". Pero la pregunta ahora es: ¿Qué es la felicidad? ¿Como se explica que alguien con millones de problemas sea "Feliz" y alguien con tan pocos sea "Infeliz". Espero en algun momento leer alguna de tus reflexiones relacionado con eso, pero no Tu felicidad, sino a nivel general.

    Te mando el mas grande de los besos a pesar de que hace unos meses ya que no nos hablamos. Tu siempre e incondicional "amigo", el perrero!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario