Google Translator

NUNCA MAS: A 32 años del genocidio

Como todos los años recuerdo esta fecha porque sólo desde la memoria no vuelven a suceder.
En este año me adhiero a la intención de que todos/as aquellos/aquellas personas que hayan nacido en esa época tan terrible de nuestro país y dudan de su identidad que se hagan el ADN para saber si son hijo/a de desaparecido/a.
Creo firmemente en la importancia de la identidad de una persona y de una sociedad y aun hay muchos adultos que no saben si son hijos/as de desaparecidos/as y que no sólo merecen saber quiénes son, sino tienen esa responsabilidad para su descendencia.
Sólo con la verdad se pueden construir cosas buenas, aunque el camino sea doloroso pero es absolutamente necesario sino se vive en tinieblas. Nuestra historia está plagada de hechos mentirosos y por eso tenemos esta sociedad de autoritarios, burócratas, irresponsables que encaramados desde el poder aun siguen sosteniendo el secreto y que se concreta en hechos luctuosos como el secuestro ("desaparición) de Julio López.

Links a páginas relacionadas




Comentarios

  1. "Hay que expresar...hay que expresar...el que no expresa es militar".

    No me cabe en la cabeza cómo es que en una pretendida Democracia, cuando alguien quiere atestiguar contra los torturadores de cientos de personas por pensar diferente a los que estaban en el poder, se le secuestra sin más ni más y no aparece. ¿Qué clase de manos negras están detrás?

    Si está la intención de personas de hacerse exámenes de ADN, bienvenido sea...y si es necesario subsidiar los costos en algunos casos, habría que analizarlo. Un país sin memoria es un país sin historia.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario