Google Translator

Galeotes Informatizados?

Microsoft desarrolla un software para controlar al trabajador

16/01/2008
Este sistema permitiría a los jefes controlar por completo las constantes vitales de sus trabajadores, desde sus pulsaciones hasta su presión sanguínea, pasando por sus movimientos o, incluso, la expresión facial.

Microsoft ha desarrollado unas investigaciones tecnológicas que podrían convertir a las empresas de medio mundo en centros de trabajo similares a los que George Orwell y Aldous Huxley idearon en sus novelas 1984 y Un mundo feliz.

El gigante informático ha desarrollado un nuevo software capaz de medir la productividad de los trabajadores o incluso analizar sus capacidades para desarrollar ciertas tareas y realizar análisis psicológicos para determinar su salud mental.

Es la primera vez que una compañía desarrolla este tipo de software para su aplicación en cualquier tipo de empresa. Sin embargo, esta tecnología tampoco es una gran novedad, ya que ya se aplica en algunos lugares a pilotos de aviones, bomberos y, lógicamente, a los astronautas.

El software de Microsoft ya está patentado y, en caso de aplicarse, permitirá a la empresa que lo adquiera analizar el metabolismo de sus empleados mediante una conexión inalámbrica de éstos con su respectivo ordenador de trabajo.

Este sistema permitiría a los jefes controlar por completo las constantes vitales de sus trabajadores, desde sus pulsaciones hasta su presión sanguínea, pasando por su temperatura corporal, movimientos o, incluso, la expresión facial.

Duras críticas

Los grupos de libertades civiles y abogados privados estadounidenses ya han criticado este tipo de sistemas porque elevaría el concepto de trabajo "a otro nivel" que no le corresponde.

Aunque algún que otro jefe se frotará las manos pensando en cronometrar a través de este innovador monitor el tiempo que sus empleados pasan en la máquina de café.

Noticia Enlace


Me parece un espanto!! Microsoft podría dedicarse a otros menesteres en vez de intentar someter al hombre a la máquina. Ni quiero imaginar con la conducta negrera de las empresas argentinas lo que podría suceder!!

Comentarios