Google Translator

Amor y Cybersexo - Parte I

Primera parte del cyber-libro "Amor y Cybersexo" de Mario_32. Un boceto muy interesante donde se refleja el gran impacto social que está teniendo las nuevas tecnologías en un comportamiento tan básico y ancestral como es la sexualidad humana.

Capítulo 1: Cybersexo, una nueva forma de gozar


Muchos y muchas somos los que nos pregutamos una y otra vez que es eso del cybersexo, que porqué está tan de moda, porqué hay tanta y tanta publicidad sobre ello.

La respuesta es bien sencilla, el ser humano, sexualmente, busca disfrute y gozo, por doquier, y cualquier forma que le suponga placer la va a querer practicar, sea como sea. Es por esto que tienen tremendo éxito los chats eróticos de los típicos canales de TV, los canales de sexo del IRC, el mercado pornográfico, las videoconferencias eróticas, etc.

Es evidente que la percepción de cybersexo para un hombre es totalmente diferente que para una mujer, si bien cabe destacar, el deseo de querer disfrutar del sexo en ambos es mutuo y quizá con la misma intensidad. Para el chico, el cybersexo no es más que el morbo que supone ver a una chica desnuda por una cámara web, masturbándose o enseñando sus encantos, lo cual le producirá una satisfacción visual y sexual al mismo tiempo, sólo busca eso, satisfacción, sin compromiso alguno. Sin embargo, para una chica, incluso el cybersexo es algo importante cuando se presta a él, por lo que busca cierta complicidad en el chico con el que decide practicarlo, incluso puede llegar a enfadarse si el chico no le hace caso después del orgasmo, tal y como pasaría en una relación real.

Pero atendiendo a la pregunta clave que encabeza este capítulo, ¿qué es el cybersexo?, pues bien, no es más que una masturbación, masturbarse delante del ordenador, pero con el morbo añadido que lo haces con la compañía, aunque sea virtual, de otra persona del sexo opuesto, lo cual te provoca más placer que una masturbación normal.

Si a esto le añadimos cámaras web, donde puedes ver, el placer se multiplica, y ya llegas a desinhibirte por completo, entregándose ambos al juego erótico como si de una relación real se tratara.

Así que olvidaos que el cybersexo es enseñar el pene por la cámara y decir borderías y palabras malsonantes a las chicas. Otra pregunta que rondará vuestras cabezas es por que, por ejemplo, los canales IRC están lleno de "chicos salidos" y no hay chicas. Otra vez la respuesta es bien sencilla y nos remitimos a lo que dije en un párrafo anterior, los chicos buscan placer a secas, las chicas buscan más complicidad. Es por esto que muchas de ellas ven el cybersexo como una pérdida de tiempo, porque saben que por esa vía no van a conseguir nada más que placer sexual.

Capítulo 2: Practicar Cyber-sexo, tan real como la vida misma

Al intentar practicar cybersexo nos topamos con un montón de obstáculos obvios, el primero y más importante es que tienes que hacerlo con una persona que no conoces de nada, no sabes nada de sus gustos, tendencias, ni siquiera si es del sexo opuesto. Es por esto que es muy importante un previo cortejo. En el caso de las chicas, este cortejo se hace más sencillo, ya que todos los chicos de un chat erótico están deseando tener cybersexo. En el caso de los chicos, la cosa es mucho más complicada, de entrada, siempre te van a ver como un pervertido sexual, cosa que ellas repudian al cien por cien.

Y por eso de que el cortejo en el caso de un chico es más complicado, orientaremos este capítulo hacia la práctica por parte de ellos, que, evidentemente, servirá de base a ellas para saber cómo ha de comportarse un chico ideal para poder prestarse al cybersexo.

Como decía antes, un chico lo tiene mucho más difícil, primero, por la escasez de chicas en un chat erótico, y segundo, porque ellas siempre verán la práctica del cybersexo como algo obsceno, tonto y sin sentido. El truco digamos está en que ella cambie de opinión respecto a eso, y una vez conseguido eso, se prestará a la práctica porque en el fondo desean sexo igual que un chico.

Al igual que en la vida real, un previo cortejo es importante, ser amable, cortés con la chica es fundamental para inspirarle confianza. Una mujer de entrada desconfía de todo hombre que esté en un chat erótico, los ve como maníacos sexuales, sin sentimientos. Hay que demostrarle de que eso no es siempre cierto. De esta forma, hablando con ella, sin pedirle cámaras web de primera hora, ni fotos, ni su MSN ni nada, solo chateando con ella, dejando que ella sea la que pregunte y lleve el hilo de la conversación, cortando si ella te lo pide, no insistiéndole, se le inyecta dosis de confianza.

Muy importante es el hecho de que jamás debes pedirle cybersexo ya que si lo haces ella entenderá que es lo que buscas y cortará rápido contigo la conversación. Es ideal preguntarle por ello, si lo ha practicado alguna vez, etc e ir interpretando las respuestas. Decir que no siempre hay éxito ya que hay chicas que lo ven una pérdida de tiempo y lo seguirán viendo así siempre.

Una vez lograda cierta confianza, puede ser el momento de lanzarte con indirectas, si accede, envuélvela en una vorágine de palabras que hagan que se excite con solo leerlas. La mujer se excita más fácilmente que el hombre, está demostrado, pero ojo, sólo con el chico que ella quiere. Si ese chico eres tú, ella se mostrará sexualmente activa, lo cual lo notarás a través de sus palabras.

Se puede practicar cybersexo de muchas formas, solo chateando, hablando por teléfono, con cámaras web, con mensajitos SMS, etc. Pero todas esas formas tienen una única finalidad, masturbarse y llegar a un plácido orgasmo.

MARIO_32 - "Amor y Cybersexo Part #1" - Texto registrado, prohibida su reproducción total o parcial.

Notas relacionadas:

Cuerpos ¿Qué importan? Cibersexo y Video Juegos

El fortalecimiento de estereotipos y el dominio del "cuerpo" virtual con que se representa a la mujer es algo cotidiano en el ciberespacio, sobre todo en las industrias del videojuego y en los negocios de sexo que inundan la red. En la interfaz las mitologías patriarcales sobre los cuerpos y sobre los sexos no desaparecen, en muchos casos incluso se hacen más fuertes por la sensación de libertad que da el anonimato. Dejarse llevar por el estereotipo que el mundo nos marca libera (perversamente) de la presión de ser sujeto y nos permite poner la voluntad (la responsabilidad) en manos del rol que nos representa, un rol que contribuye a fortalecer el sistema que lo produce. En relación al sexo, el juego que marcan los estereotipos está apoyado en una buena relación del hombre con el sexo y una todavía reprochable relación de la mujer con el mismo, de manera que ésta (la mujer) termina siendo considerada en la mayoría de las situaciones míticas de los videojuegos o en las lucrativas empresas del sexo, como mercancía y objeto sexual mientras que el hombre suele consumir, mantener y financiar dicho sistema como sujeto activo. La necesidad de repetición de estas conductas en todos los espacios de acción y en ella de identificación del poder (quién actúa como sujeto y quién se convierte en cosa) vendría a sugerirnos que no es estática, es decir, el hecho de que esta situación de dominio, y en muchos casos de violencia (simbólica o real)se repita, no viene dada como algo propio de los sujetos sino que necesita reafirmarse para mantenerse, precisa de su juego mítico para seguir ejerciendo su poder. Frente a la objetualización de la mujer y la violencia sobre el cuerpo virtual la resistencia al estereotipo, la experimentación del género, la mutación, la reivindicación (reimaginación) de lo abyecto, sexo, "orgasmos para todos" e historias de sexo-amor on line. OBRAS >>-- TEXTO >>

Enlace

Comentarios