Google Translator

El ilusionista

Sitio oficial de la película: http://www.theillusionist.com/

Sinopsis: El misterioso mago Eisenheim se convierte en la sensación de Viena con su asombroso espectáculo de ilusionismo. Sin embargo, el príncipe Leopold está convencido de que es un impostor y quiere desenmascararle. Cuando una noche Leopold acude a su espectáculo con su prometida, la aristócrata Sophie von Teschen, Eisenheim reconoce en Sophie a un antiguo amor de la infancia. La rivalidad entre Leopold y Eisenheim no ha hecho sino comenzar.


Comentario: De vez en cuando, surgen en Hollywood pequeñas películas capaces de poner de acuerdo al público y a la crítica. Una de ellas ha sido sin duda El ilusionista, un misterio de época escrito y dirigido por Neil Burger a partir de una novela corta del ganador del Pulitzer Steven Millhauser. Protagonizan la cinta el siempre interesante Edward Norton, Paul Giamatti (La joven del agua), Jessica Biel (Elizabethtown) y Rufus Sewell (Illuminata). Rodada con apenas 16 millones de dólares de presupuesto, El ilusionista se ha convertido en uno de los grandes éxitos del otoño estadounidense: "es una película rica y elegante, llena de personajes sutiles y retorcidos guiados por motivos complicados", escribe Mick LaSalle en el "San Francisco Chronicle".

Curiosidades: Edward Norton hace personalmente muchos de los trucos que salen en pantalla. Para preparar su personaje, contó con el asesoramiento del mago James Freedman, que también ejerce como doble de manos.

Crítica extraída de: http://www.cinestrenos.com/verficha.asp?Codigo=1276

Una excelente pelicula de ilusión y romanticismo que realmente me encantó pero que mi interés radica en conocer al autor Steven Millhauser, su obra y el cuento: "Eisenheim el Ilusionista".

De la nota sobre el autor aparecida en Página 12 rescato de sus propias palabras: “Por razones no del todo claras para mí -aunque el instinto es fuerte y claro- he hecho un hábito de evitar ser entrevistado (...) ¿Por qué siento esta reticencia a la hora de responder preguntas, en especial preguntas sobre mi vida y mi obra? Creo que soy reservado por naturaleza. Esto no quiere decir que tenga secretos que me niego a revelar, el tipo de secretos que harían interesante a un hombre; significa nada más que mi temperamento es definitivamente proclive al secreto, que yo florezco como escritor en una atmósfera de privacidad y soledad. La oscuridad es buena para un escritor como yo; el ‘famoso’ premio es una molestia y, en ocasiones, una amenaza. Así que me encuentro en la extraña posición de evitar, siempre que sea esto posible, el tipo de atenciones que le encantarían a la mayoría de los escritores. Pero más allá de esta precavida cualidad, una cualidad que creo necesaria aunque poco atractiva, no me gusto cuando permito que flaquee mi resolución en este sentido y hablo sobre mi persona y mi trabajo. Entonces, me parece, termino por lastimarme a mí mismo; me presento de manera equivocada; dejo de ser un escritor para ser otra persona, alguien que no quiero ser, alguien que me aburre; me descubro posando frente a mí; digo cosas que creo tengo ganas de decir y en las que, repentinamente, ya no creo por la sola virtud de haberlas dicho; y entonces me siento muy alejado de mí mismo.”

Comentarios