Google Translator

El Valle por Rainheart

El Valle

Publicado en Fotolog el 23/12/08 por Rainheart. Enlace

Los angeles se han reunido, pueden ahora, comenzar su viaje. Adversos son los tiempos que les tocan vivir. Complejas las situaciones que deberan sobrellevar. Mas, los angeles se han reunido y pronto sus alas desplegaran.

En las lejanias de las mentes anteriores. Las ideas se modifican rapidamente. Los senderos son reformados al momento de dar los pasos. Las aguas se han aquietado por completo. Las sensaciones se han aquietado por completo. La pasion desborda. Los bosques descansan y las hojas de aquellos milenarios arboles no se agitan. No hay tormentas que afloren endemoniadas, solo una tenue brisa que despeina el frondoso cesped del valle.
Los demonios se han llamado a silencio, al igual que los vigilantes pensadores. Las criaturas del valle lo saben, mas no estan tranquilas debido, eventualmente, a la costumbre de haber vivido siempre en la intranquilidad, en los bordes del abismo. Todos concluyen en una misma idea: Se trata solo de la calma que precede a la tormenta.
Pero, en tanto en tanto. Todos se vuelven para verla. Xelda, la sacerdotiza del valle camina placidamente entre los arboles. Sus blancas tunicas bailan alrededor de su cuerpo al caminar. Los enanos la miran contemplando su belleza. Los unicornios enlentecen su andar al pasar junto a ella, como si se tratase de una reverencia. Las hadas y los duendes interrumpen sus travesuras para saludarla afectivamente. Un halcon gigante se posa sobre la copa de un arbol y ladea su cabeza para observarla desde lo alto. Xelda continua su camino, mirando calidamente a todas las criaturas del valle. Un sendero de jazmines florece rapidamente detras de ella al caminar mientras las haditas mas pequeñas y traviesas aterrizan en ellos riendose alocadas.
El angel caido tambien la observa al pasar junto a el. Casi de reojo, como intentando que no lo note. Xelda comprende y se da por saludada. Continua su camino hasta llegar al altar, en el centro del valle. Las mas variadas criaturas se arremolinan contorno al monticulo elevado de terreno donde la sacerdotiza se encuentra y aguardan espectantes. Ella los observa con calma y sonriente y comienza a hablar lenta y pausadamente. Sus palabras transmiten paz, esperanza. Hacen que cada una de las criaturas se sienta un poco mejor, mas acompañados, como si una luz los cubriera protegiendolos de todo y, a la vez, haciendoles creer que no hay nada que temer, ni nada de que protegerse. El angel caido tambien observa el acontecimiento, mas luego se marcha sin emitir palabra. Un elfo y tres enanos intentan detenerlo. El angel caido continua su andar mientras sus ojos van ganando un color sanguinoliento, muy diferente a la miel natural de su mirada. Sus cabellos se erizan levemente y su tunica gris inicia su oscura transformacion, todo se vuelve negro y frio. La sacerdotiza levanta su mano y cierra sus ojos por unos segundos. Al abrirlos, los enanos y el elfo han comprendido el mensaje y se han detenido. El angel caido se aleja rapidamente en direccion al monte perdido. Refugio de pensadores y culposos. Hogar de las peores lagartijas y zanguijuelas de todo el valle. Zona prohibida por orden de los superiores. La sacerdotiza lo observa en silencio, concentrada en intentar llegar a el a traves de sus pensamientos, es en vano, las puertas se han cerrado y ella, teme lo peor.


Bueh... nada, me colgue, hacia mucho que no me colgaba de manera satisfactoria. Si se vuelve a producir un cuelgue de caracteristicas similares, continuare esta historia.

¬¬


Hermoso y más que utilizó Xelda y no deja de halagarme ese detalle más viniendo de un escritor exquisito :)

Comentarios

Publicar un comentario