Google Translator

Marcha del Orgullo: No hay excusas

Publicado en Queer: http://www.queer.org.ar/5,53/03editor.php

El 25 de Noviembre próximo, se realizará la XV Marcha del Orgullo LGBTI. La participación de toda nuestra comunidad, nuestros amigos y amigas, nuestra familia… es muy importante.
El acceso a nuestros derechos es algo que, lamentablemente, tenemos que pelear juntos/as. Y participar de la Marcha del Orgullo es la mejor forma de exigirlo. La Marcha del Orgullo es en Argentina y el mundo, el acto de mayor fuerza política en el camino hacia una sociedad que nos reconozca y nos respete. Es a partir de esta movilización, a partir de su crecimiento en las distintas ciudades, que se han producido los mayores cambios en el mundo en materia de nuestros derechos.
Ser visible o salir del closet con tu familia o en tu trabajo no es condición necesaria, que estés ahí no implica que vayas a salir en televisión (las cámaras son pocas y podés –si querés- evitarlas). Además, estar en la Marcha no implica que uno/a es gay, lesbiana o bisexual. A la Marcha vienen organizaciones sociales y políticas que adhieren y no son particularmente de nuestra comunidad. Sabemos que todavía hay costos que pagar cuando somos visibles y esto es una de las cosas que tiene que mostrar la Marcha del Orgullo. Es parte de nuestra realidad, es por esto que hay mucha gente que va disfrazada o con máscaras. Lo importante es estar ahí.
Tampoco es necesario que estés de acuerdo con todo lo que sucede y se dice en la Marcha del Orgullo. Ésta expresa la diversidad que hay en la sociedad, esa diversidad que queremos que se respete y sea un motivo para celebrar y crecer. A la Marcha hay que ir igual.
No empieces tampoco con que la marcha es muy política… o muy poco política. La Marcha es una fiesta, que celebra que somos todos y todas maravillosamente diferentes, únicos/as. La marcha es divertida, hay festivales, bandas, ferias, shows, fuegos artificiales… pero lo que se festeja es lo que la hace manifiestamente política. Celebrar nuestras diferencias en un mundo en donde se nos impone la vergüenza, genera cambios sociales. Y de eso se trata la política.
Sentirse bien con quien un@ es, y ser fieles a nuestros propios deseos, sentimientos, placeres, hace que hablemos de orgullo. Ese orgullo sano que reconstruye nuestra autoestima y nos permite acercarnos a la libertad.
Se te pueden ocurrir miles de motivos para no ir (y es que no ir puede resultarte más fácil) pero pensá que nuestra felicidad, nuestro amor, nuestro placer, nuestra libertad, nuestras familias… dependen de la presencia de cada un@ de nosotr@s en esta Marcha. No hay excusas.

Comentarios