Google Translator

Desaparecido en Democracia

Ver estas imágenes me pone la piel de gallina porque aún pasados 30 años el terrorismo de estado está vivo y el principal ejemplo de que existe y aún funciona efectivamente es la desaparición de Julio Jorge López.

Mientras 30 mil desaparecidos y aún 400 hijos a los que les robaron su identidad siguen sin saber quienes son aunque tengan 30 años y hayan construido toda una vida en base a la mentira y el ocultamiento el aparato de poder que pergueñó tamaña infamia sigue con vida y en la democracia se enquisto en sectores de poder y que subterráneamente sigue trabajando.

Vivimos como en matrix en un sueño consumista pero el horror aún teje su telaraña y, cuando así lo decide, puede trabajar con efectividad y hacernos recordar a los que estamos atentos que están, que están vivos, que aún pueden más allá que la democracia y los discursos light y facilistas nos hagan creer otra cosa. Seguimos viviendo en la mentira y que mejor es no decir y olvidar... realmente da miedo y cuantos jóvenes pensarán igual, cuantos aun creen que con los militares estabamos mejor...

Creo que nuestra identidad sigue viciada de error. Hasta que las heridas, los horrores salgan a la luz vamos a seguir construyendonos mal.

Noticia relacionada

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Subsecretaria de Derechos Humanos, se encuentra colaborando en la búsqueda de Julio Jorge López, albañil de 76 años, testigo clave en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz.

Desde la madrugada del lunes 18 de septiembre se desconoce su paradero, por lo cual se está realizando una intensa búsqueda dispuesta por el Gobierno Nacional y Provincial y diversos organismos de Derechos Humanos.
El día anterior López le había solicitado a su hijo, Gustavo, que lo acompañara a presenciar los alegatos de las querellas al Palacio Municipal de La Plata, donde desde el martes 20 de junio se llevó a cabo el juicio oral y público en el que por primera vez recayó sentencia de cadena perpetua bajo la figura de genocidio.

Jorge Julio López fue secuestrado el 21 de octubre de 1976 y permaneció durante casi tres años detenido ilegalmente en el Destacamento Policial de Arana, Comisaría Quinta y Comisaría Octava, tres de los 21 centros clandestinos de detención a cargo de Miguel Osvaldo Etchecolatz, entonces director de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y mano derecha de Ramón Camps.

Durante su secuestro fue sometido a torturas, presenció fusilamientos y compartió el cautiverio con varias personas, muchas de ellas desaparecidas aún. En este sentido el testimonio de López resultó fundamental en el marco probatorio de la causa contra Etchecolatz, ámbito en el que lo reconoció como torturador mientras estuvo detenido. Cualquier información, se ruega comunicarla al 0800-999-29832.


Noticia relacionada 2:

La desaparición de Jorge Julio López, o el mensaje a la Argentina

Por: Ernesto J. Navarro(*) - Fecha de publicación: 20/11/06

El pasado 19 de septiembre, un tribunal argentino emitió un fallo, verdaderamente extraordinario, al condenar a "cadena perpetua" al ex comisario policial Miguel Etchecolatz quien fuera, hace 30 años uno de los más cruentos torturadores de la dictadura militar de ese país.

En su veredicto, el tribunal consideró que los casos de tortura eran delitos de lesa humanidad y agrega el fallo, que fueron cometidos en el marco del genocidio (se hablan de más de 30 mil desaparecidos) ocurrido durante el pasado régimen de facto. Con este hecho, se echaba tierra sepultural a una decisión del congreso argentino que, en la década de 1980, amparó a los oficiales acusados de crímenes de lesa humanidad, con la tristemente célebre "ley de Obediencia Debida y Punto Final".

Etchecolatz fue condenado a prisión perpetua por los asesinatos calificados de Diana Teruggi y por la privación ilegal, tormentos y homicidio calificado de Ambrosio De Marco, Patricia Dell Orto, Elena Arce, Nora Formiga y Margarita Delgado. También se le incriminó, la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos de Nilda Eloy y Jorge Julio López.

Jorge Julio López, un albañil de 77 años de edad, se convirtió en el principal testigo en la causa contra el ex comisario Etchecolatz. Días después del juicio, mientras daba un paseo por los alrededores de su casa, López desapareció y nadie más ha vuelto a saber de él.

El mensaje

Evidentemente, con estos juicios y la sentencia que califica por primera vez como "genocidio" y "crímenes de lesa humanidad", se golpea fuertemente a las mafias dependientes de las oligarquías militares que usurparon el poder y acallaron con saña y brutal violencia a la disidencia.

La desaparición de Jorge Julio López es un mensaje. Un mensaje que debe leerse a la inversa. Es un mensaje dirigido al movimiento popular argentino . Es un alerta que pretende decirle al pueblo argentino: "no canten victoria, aún seguimos acá… y con poder".

Dante Roberti, un peronista sobreviviente de la dictadura militar, en respuesta a mi inquietud sobre la desaparición de Jorge Julio López, me escribió: "Nos estamos enfrentando a un poder que se asienta en la derecha fascista, y los grupos económicos que se oponen al gobierno, tanto nacionales como extranjeros".

Dante, cree que la desaparición de López es un símbolo para América toda.

Los poderosos, la fuerza económica detrás de la potencia mediática no se resignará ante el avance del movimiento popular que, en todo el continente reconquista espacios y reclama poder. Yo creo lo mismo.

Es igualmente un mensaje contra la Revolución Bolivariana, contra el gobierno indígena de Bolivia, contra Argentina y contra todos los que se oponen a los designios de los poderosos, esos que usan los países como fuente de enriquecimiento personal.

La desaparición de Jorge Julio causa indignación y rabia. La misma que causa ver en Venezuela al criminal ex jefe de la policía política Henry López Sisco, caminando desafiante por las calles, olvidándose de ser el principal causante de la masacre de estudiantes en la población de Yurame (1) o la masacre de campesinos en Cantaura (2) o El Amparo (3).

1.- http://www.angelfire.com/nb/17m/prohibidoolvidar/yumare.html

2.- http://www.aporrea.org/actualidad/a7639.html

3.- http://venezuela.elmilitante.org/index.asp?id=muestra&id_art=446

(*)Periodista venezolano

http://www.aporrea.org/ddhh/a27393.html

Comentarios